Primeros dientes

Últimamente estoy tardando mucho en escribir y aunque una parte se debe a algo de pereza (escribir me gusta mucho, pero a veces cuesta ponerse), es que también estamos teniendo algunos cambios… porque si todo sale bien, ¡en verano el peque se convertirá en hermano mayor! y al igual que durante el primer embarazo, tengo muchísimo sueño, pillo muchos resfriados y cada momento libre que tengo, intento dormir.

Dicho esto, ya había prometido en el último post escribir sobre la dentición, así que hoy os dejo un resumen de cómo nos está yendo en cuestiones de la boca:

Al peque le salieron los primeros dientecitos sobre los 9 meses; después vinieron, poco después de su primer cumpleaños, otros cuatro, y desde hace meses se le van marcando los colmillos de arriba y dos muelas de abajo, aunque esta vez están tardando más en salir, cosa que no nos importa mucho porque… nos está costando limpiarle bien los dientes.

Cuando fui al dentista a que me revisaran durante el embarazo, mi dentista me recomendó que le pasase una gasita humedecida en aguaa las encías del bebé si le veía restos de leche y me pareció muy buena idea para ir acostumbrándome al cepillado de los dientes.

Luego, cuando comenzó con la dentición, le compré los dedales de silicona sobre los que escribí en este post y que tanto le gustaba morder.

Y como además le encanta este vídeo sobre el lavado de dientes, pensé que mantener una buena higiene bucal sería fácil.

Así que fue una sorpresa que al ir a su primera revisión la dentista nos dijera que tenía bastante placa y que tenemos que cepillarle mejor, a ser necesario inmovilizándolo para frotar bien.

La cosa es que al peque le encanta el cepillo de dientes y más con pasta de diente, pero más bien para “jugar” y morderlo, siendo bastante difícil que nos deje limpiarle en profundidad.

Así que a veces le dejamos entretenerse primero con el cepillo sin pasta y luego le limpiamos con otro con la pasta de dientes para bebés (según la indicación de la dentista, la cantidad es tan pequeña como el tamaño de la uña meñique de la mano del peque).

La siguiente vez que fuimos a consulta fue porque vi que el peque se había roto un par de esquinitas de algunos dientes.

En esta ocasión la dentista nos tranquilizó diciendo que aunque tendríamos que cuidar aún más la higiene, porque donde faltan las esquinitas el diente tiene el esmalte dañado y por tanto más susceptible a caries, mientras no se le movieran o le salieran llagas con pus en las encías no es algo preocupante.

Seguimos sin saber con seguridad cómo se cascó los dientes, pero suponemos que sería en alguna caída o golpe, quizá incluso mordiendo juguetes duros…

A pesar de cepillarle todas las noches como nos enseñaron (con el peque acostado nos está resultando realmente más fácil que si está sentado), nos ha dicho que algunos dientes están cerca de tener caries y nos han recomendado una pasta para dejarla aplicada sobre los dientes durante la noche para remineralizarlos.

Ya veremos cómo va evolucionando.

Por lo pronto le está saliendo la primera muela.

En su lugar tenía un buen bulto en la encía (por lo que he leído por internet, en español se llama quiste y hematoma de dentición) con una parte incluso casi negra, que como nos explicó la dentista desaparecería al salir el diente, y que lo único que teníamos que tener en cuenta es que podría sangrar bastante durante unos minutos (nos avisó para que le limpiásemos la sangre sin asustarnos).

Como veis por lo que he escrito, no somos un modelo a seguir en esto de los dientes, pero para terminar os recomiendo estas toallitas húmedas que hemos descubierto hace poco (estas en concreto nos las han mandado unos familiares de Japón, pero que según veo también se encuentran marcas de por aquí buscando por “toallitas dentales para bebés“), porque me parecen de lo más práctico para limpiarles la boquita a los bebés.

Nosotros las usamos algunos días tras el almuerzo o como excepción las pocas noches que el peque se nos queda dormido antes de haberle podido cepillar los dientes.

Y hasta aquí el artículo de hoy.

Como siempre os dejo un par de palabras útiles para cuando tengáis que ir al dentista infantil.

Según la pediatra y los folletos que nos dieron tras el parto, la recomendación es ir en cuanto le salga el primer diente, pero como en casi todos los médicos aquí, una vez que llamamos nos dieron cita para un par de meses más tarde, cuando el peque ya tenía un año y varios dientes.

La consulta la cubre la seguridad social (gesetzliche Krankenkasse), aunque los productos que nos han recomendado, como las pastas, no (la Tooth Mousse es además bastante cara, aunque como necesitamos tan poca cantidad, nos durará mucho). Aún no tengo muy claro si los tratamientos, como por ejemplo los empastes también los cubre el seguro médico público, así que si alguien lo sabe agradecería la información 🙂

Vocabulario:

Diente – Zahn

Dientes – Zähne

Encía – Zahnfleisch

Placa dental – Zahnbelag

Caries – Karies

Quiste de dentición – Durchbruchszyste

Dentista para niños – Kinderzahnarzt

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s