Infusiones “PA” bebés

Esta semana vi un reportaje de WISO, un programa de la cadena ZDF (más o menos el equivalente a la 2 en España) sobre el contenido de alcaloides pirrolizidínicos  (abreviado PA) en infusiones para lactantes.

Hasta ahora ni siquiera había oído hablar de PAs, pero al parecer es una sustancia de origen vegetal (proviene de la maleza que se entremezcla con las hierbas para infusiones) y se han comprobado sus efectos cancerígenos y toxicidad para el hígado.

En Alemania se toman muchas infusiones, sobre todo cuando se busca un estilo de vida saludable, como durante la lactancia y embarazo. 

Y por eso es algo irónico que muchas marcas de infusiones (incluso de cultivo ecológico) especialmente producidas para una época tan crucial contengan altos niveles de PA.

Según la asociación para consumidores Verbraucherzentrale, el consumo moderado de infusiones (200 ml diarios en un adulto y 50 ml para niños)  no perjudica la salud, pero ya que a menudo se toman cantidades mayores, merece la pena tener en cuenta las marcas “seguras”.

En el reportaje de WISO recomiendan como conclusión:

  • Darles a los niños agua en vez de infusiones
  • En el caso de darles infusiones, tener en cuenta que las infusiones de frutas son preferibles a las de hierbas, porque no contienen PA

El vídeo estará disponible en la página web hasta el 13 de febrero.

En este artículo de la revista Focus incluyen listas con los resultados de los análisis de distintas infusiones para embarazo y lactancia.

    Supongo que en definitiva es como con muchas cosas: si intentamos evitar todo lo que puede ser “malo” para la salud, terminaríamos no comiendo ni bebiendo. 
    Pero sabiendo que algunas infusiones contienen sustancias que no son tan sanas, al peque le daré agua, y si toma infusiones, procuraré que sea como excepción.

    Curiosamente durante el embarazo no me apetecían nada las bebidas calientes, así que apenas tomé infusiones (excepto la de hojas de frambuesa que me recomendó la matrona unas semanas antes del parto). Ahora me alegro 🙂

    ¿Les dais infusiones a vuestros hijos? A mí me da la sensación de que en Alemania se les suele dar más que en España.

    Vocabulario:

    En alemán a las infusiones se les llama Tee.

    Las infusiones de hierbas son Kräutertee; de frutas, Früchtetee.

    En general, cualquier infusión lleva el –tee al final: Kamillentee (manzanilla),  Pfefferminztee (menta), Roiboschtee (roibos), etc.

    La palabra Infusion también existe en alemán pero significa transfusión.

    Os voy a contar cómo lo aprendí: la primera vez que estuve en un hospital me preguntaron que qué quería de beber y al decir “eine Infusion” me dijeron muy escandalizados que no me lo daban porque no me hacía falta. Me extrañó por qué me preguntaban qué quería beber si luego no me lo iban a dar… así que insistí “kann ich keine Kamille Infusion haben?”; yo pensaba que estaba diciendo “¿no puedo tomar una infusión de manzanilla?” pero se ve que estaba pidiendo una transfusión de manzanilla. Por suerte la enfermera me entendió y me corrigió 🙂

    En japonés 🇯🇵

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s