Chirivía y mijo

Al igual que cada país tiene su dieta autóctona, las recomendaciones para comida de bebés cambian algo de un país a otro.

Por ejemplo: en Japón lo primero que se les suele dar es arroz caldoso, y después el arroz sigue siendo un elemento principal, como en la alimentación de los adultos. 

También me pareció curioso oír de algunas madres alemanas que al principio no se atreven a darles naranja a sus bebés porque les parece muy ácido, mientras que en España se suele ofrecer relativamente pronto. 

Otro ejemplo; mientras en España los tarritos industriales llevan aceite de oliva, en Alemania usan el de colza porque es el que consideran más sano.

Hoy voy a presentaros dos alimentos que en Alemania son clásicos para bebés y sin embargo en otros países se conocen poco: la chirivía y el mijo.

Chirivía o pastinaca:

Es una hortaliza que de vista parece una zanahoria blanca.


Una anécdota: en clase de movimiento para bebés, una mamá le preguntó a la profesora si había algún truco contra los churretes de puré de zanahoria en la pared, a lo que la respuesta fue “prueba a darle chirivía”.

De sabor me recuerda un poco al hinojo. De todos modos, cocida se vuelve dulce, como le pasa también a la zanahoria.

A mí, quizá por costumbre, me gusta un poco más la zanahoria, pero el peque se lo come sin hacerle ascos, así que se ha ganado un puesto en nuestro repertorio culinario.

Una conocida cuyo marido es inglés me contó que su suegra las hace al horno y que así están muy buenas.

Valor nutricional de la chirivía

Mijo:

Es un cereal que aquí se recomienda mucho para las primeras papillas, y sin embargo en España se usa como comida para los periquitos.

Al parecer, aparte de ser muy sano (porque lleva mucha fibra y es alcalinizante), aporta un alto contenido en hierro y no tiene gluten.


Según las instrucciones del paquete que compramos (copos integrales de la marca blanca de DM) se prepara mezclando 20 gramos con 200 ml de agua previamente hervida y dejada enfriar hasta los 40-50 grados o con una mezcla de agua y leche entera (100 ml de cada).

En casa lo preparamos con fruta; manzana, pera y/o lo que haya en casa. 

Al peque le encanta, creo que es su comida favorita.

Comenzamos más o menos al séptimo mes, así que ya le tenemos pillado el ojo a la cantidad de agua y no la medimos. Lo que es cómodo al usar agua es que le podemos disolver ahí la pastilla de vitamina D.

Aparte del mijo, veo que en Alemania se usa mucho la espelta, no solo como cereal para bebés sino también para adultos.

¿Habéis tenido descubrimientos similares?

Vocabulario:

Aceite de colza: Rapsöl

Chirivía: Pastinake

Mijo: Hirse 

Papilla de cereales con fruta: Obst-Getreide-Brei (OBT)

Espelta: Dinkel

En japonés 🇯🇵

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s