Fiebre del sábado noche

Anteayer el peque tuvo su primer episodio de fiebre.

Se despertó llorando y estaba ardiendo.

Le pusimos un supositorio para bebés de paracetamol y durante el día estuvo juguetón, de buen humor y con el mismo apetito de siempre, pero por la noche volvió a pasar muy malos ratos (nosotros por supuesto también; es muy duro ver esa carita de sufrimiento).

Lo que no sabíamos es lo difícil que es poner un supositorio. En el primer intento se hizo caca, además llora… Por suerte funcionó (a la tercera). ACTUALIZACIÓN: me han explicado que estaba introduciendo el supositorio por el lado equivocado.

El médico ha dicho que lo más posible es que sea una infección gripal, y como hoy tiene mocos y mi marido también se ha levantado griposo, se confirman las sospechas.

Nos han indicado que le mantengamos hidratado. Aunque está bebiendo mucho pecho, le hemos empezado a dar un poco de agua con una cucharita y le encanta. 

Durante el día, aunque no tiene tanta fiebre y parece sentirse relativamente bien, está mucho más mimoso y necesita atención absoluta. Como además de noche me he levantado muchas veces y aprovecho para recuperar sueño cuando el duerme la siesta, esta semana no tendré tiempo para escribir mucho más.

Voy a despedirme por hoy contando una cosita sobre los supositorios para la fiebre: se compran en la farmacia sin receta médica (la cajita de 10 unidades cuesta unos 2€). Así que como me recomendó la matrona, lo mejor es tener una caja en casa.

ACTUALIZACIÓN una semana después (11 de febrero):

Tras dos días sin fiebre, empezó a toser mucho, sobre todo de noche. 

Parecía como si no pudiera respirar bien acostado y solo podía quedarse dormido cogido en brazos.

Así que volvimos al pediatra.

Me pareció muy interesante la comparación que nos hizo: según él, un resfriado es como un partido de fútbol que dura 90 minutos y nosotros vamos por el minuto 10 (en otras palabras, que tuviéramos paciencia).

Nos recomendó mantener la humedad ambiental a un mínimo del 60% y nos recetó un jarabe para la tos y unas gotas para los mocos de la nariz.

Al ir a pagar en la farmacia, nos dijeron que no hacía falta porque los medicamentos para los niños con receta médica están cubiertos.

Y MUY IMPORTANTE: 

Me han explicado que estaba poniendo el supositorio del revés.

Vocabulario:

Supositorio para bebé: Fieberzäpfchen für Säuglinge 

Fiebre: Fieber

Infección gripal: grippaler Infekt 

 Enlace en japonés 🇯🇵

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s