5 meses

Ayer hizo 5 meses que naciera el peque.

Cuando me preparaba para el parto leí algo que me motivó mucho: “para soportar mejor las contracciones, recuerda que a cada contracción estás más cerca de tener al bebé en tus brazos, y en poco tiempo, te dedicará sonrisas únicas”.

Así que desde que nació estuve esperando con muchísima ilusión el momento de ver esas sonrisas.

En realidad ya desde el primer momento sonreía, pero más bien como mueca incontrolada: al siguiente instante arrugaba la cara, luego contraía los labios, ponía cara de pena, la arrugaba con cara de asco, volvía a sonreír… un fluir constante, como si fuera un caleidoscopio de expresiones. En sueños también sonreía desde los primeros días.

Pero esas sonrisas tan ansiadas, despierto y cuando estaba a gusto, manteniendo la sonrisa, comenzaron aproximadamente desde el día 48 hacia los dos meses. Dio la casualidad de que más o menos por la fecha fui a visitar a mis padres y con la atención de los abuelos y de amigos, pasó a sonreír de golpe mucho.

Desde entonces las sonrisas cada vez se han hecho más claras y frecuentes, y este mes como novedad, vienen a veces con carcajada incluida.
Le hace reír que le haga cosquillas, que le canten, verse a sí mismo o a mí en el espejo, que me lo coma a besos y curiosamente, estornudar.

Creo que no hay nada más mágico que una de estas sonrisas o carcajadas de bebé: hacen olvidar por un momento la frustración de horas de llanto, el cansancio y las preocupaciones…

Volviendo a las novedades de este mes: ya puede mantener la cabeza alta cuando lo pongo boca abajo. Un par de veces sueltas incluso consiguió darse la vuelta solito, de estar de espaldas a boca abajo, aunque aún no aguanta más de 10 minutos boca abajo.

Desde esta semana llega con los pies a la boca y parece entretenerle agarrarse y mirárselos.

También ha empezado a mostrar interés por juguetes. Lo primero que le gustó fueron los libros con muchos dibujos (a los dos meses).

Ahora le interesan mucho las cosas que hacen ruido y que pueda llevarse a la boca.

Además, quiere coger lo que me ve en las manos. Lo que más suele intentar coger son mi taza y mi cepillo de dientes, quizá porque son cosas que ve más a menudo. Una vez le di una taza vacía para que experimentase y me hizo mucha gracia ver cómo la cogió igual que yo, por el asa y llevándosela a la boca como si fuera a beber.

La comida aún no parece interesarle, pero como parece que le molestan las encías, a veces le doy una zanahoria fría pelada para que la muerda. Eso parece calmarle y divertirle casi más que los mordedores. Eso sí, luego se le queda la lengua de color naranja.

Respecto a prendas de vestir, por fin se deja poner gorrito sin quejarse (tanto). Menos mal, porque ya va empezando a hacer frío.

Y para terminar con la lista de cosas que ha empezado a hacer: desde ayer golpea con el brazo derecho cuando está activo.

En definitiva, creo que todos los meses puedo decir “cómo ha crecido este mes!”, pero este en especial me ha parecido más grande el cambio: de bebé recién nacido a bebé grande 😉 

Vocabulario en alemán:

Sonrisa: Lächeln

Boca abajo: auf dem Bauch 

Encías: Zahnfleisch

Pulsar aquí para leer en japonés 🇯🇵

Anuncios

Un comentario sobre “5 meses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s